domingo, 19 de noviembre de 2006

noviembre

noviembre ha llegado al pirineo,
se arrodilla entre las tumbas a rezar;
deshoja flores en los cementerios,
y alguien asa castañas en las brasas del hogar.

(manuel dominguez/la ronda de boltaña)

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

¡¡ Pero hombre !! un montañero de tu alcurnia sin una parrilla para asar en las brasas, no creo que encendiendas la chimenea con esas barritas blancas ¿ verdad ?
¿ Has catado los champiñones silvestres cortados en láminas muy finas, con aceite y sal gorda ? sí, crudos, para eso hay que utilizar los recien salidos y tan solo limpiarlos con un paño húmedo. Supongo que sí.
Felicitaciones por el blog.

artal dijo...

juanan, la parrilla la reservo cuando menos para el churrasco. pero te voy a confesar, de las castañas me gusta el olor al asarlas el calorcito que dan, mas que comerlas.
cualquier dia de estos me "meto" con tu "camisa negra" :-)